Tratamientos de Oftalmología en Niños

¿Qué es la oftalmopediatría?

La oftalmopediatría es el área de la oftalmología encargada del cuidado de los ojos y la visión del ser humano en su periodo más crítico que es el de desarrollo. El oftalmopediatra debe conocer cuál es el desarrollo normal del ojo desde el nacimiento hasta la adultez, para así detectar cualquier anomalía que se pueda presentar en el mismo…

Desarrollo normal del ojo humano

El ojo humano tiene tres periodos importantes de crecimiento. El primero y más importante de ellos se da en los primeros seis meses de vida, luego hay otros dos periodos de menor crecimiento que se dan entre los 2 y 5 años y entre los 5 y 13 años…

Tratamientos de Oftalmología en Niños:

Anormalidades congénitas comunes del parpado y la vía lagrimal

Ectropión congénito:

Es la eversión del parpado desde el nacimiento en la cual las pestañas quedan “mirando hacia afuera." Generalmente se presenta en el parpado inferior y su corrección se realiza mediante cirugía.

Entropion congénito:

Es la inversión del parpado desde el nacimiento en la cual las pestañas quedan “mirando hacia adentro."

Cuando cursa con irritación de la superficie ocular o ulceras en la cornea y debe ser corregido prioritariamente mediante cirugía para evitar secuelas visuales a largo plazo.

Coloboma de parpado:

Es la falta de unión de las porciónes medial y lateral del parpado. Se da generalmente en el parpado superior y se manifiesta como una hendidura en el mismo. El tratamiento de esta anomalía se realiza mediante cirugía. En pacientes con coloboma de parpado es importante descartar la presencia de otras anomalías en el desarrollo del ojo (por ejemplo colobomas de otras estructuras)

Ptosis congénita:

Es la posición anormalmente baja del parpado superior. Da la apariencia de “ojo apagado" o “parpado caído". Comúnmente se presenta en un solo ojo y puede producir astigmatismo, oclusión del eje visual, posiciones compensadoras de la cabeza (como la elevación de la misma para tratar de despejar el eje visual) o ambliopía (falta de desarrollo de la visión).

De acuerdo a la severidad de la ptosis esta debe ser corregida mediante cirugía desde inmediatamente hasta varios años después ya que muchas veces mejora con el crecimiento.

Epicanto:

Se da este nombre al pliegue de piel que algunas veces se forma por encima del parpado y se dirige hacia el canto (ángulo) interno del ojo. Se puede presentar en el parpado superior, inferior o en ambos y es común en personas de raza asiática. En general no requiere tratamiento y desaparece durante el crecimiento. Su reconocimiento es importante ya que da la falsa apariencia de estrabismo.

Obstrucción congénita del ducto nasolacrimal:

Es una entidad común y se presenta hasta en 5% de los recién nacidos. Casi siempre se produce por la presencia de una pequeña membrana en la salida del sistema de drenaje de las lágrimas hacia la nariz la cual desaparece sola o ayudada de masajes en el saco lagrimal durante el primer año. Si para el primer año de vida no ha desaparecido, se procede a realizar en cirugía un sondaje de la vía lagrimal. Si con este procedimiento no se resuelve el problema, es necesario proceder a la colocación de tubos de silicona en la vía lagrimal o a la realización de cirugías de más alta complejidad como la dacriocistorinostomía cuyo fin es crear una nueva vía de drenaje del saco lagrimal hacia la nariz.

Enfermedades oculares infecciosas y alérgicas comunes

Toxoplasmosis:

Es una infección que al ser adquirida por la madre durante el embarazo, puede ser transmitida al bebe. Si la enfermedad se transmite en etapas muy tempranas del embarazo generalmente causa la muerte intrauterina del feto, de lo contrario si es transmitida en etapas más tardías del mismo, causa cicatrices en la retina que por lo general se ubican en las áreas mas especializadas de la visión y por lo tanto afectan la misma de una manera importante. La infección por toxoplasma también puede ser adquirida luego del nacimiento a través de la ingestión de material contaminado con heces del gato. El tratamiento de esta enfermedad se realiza mediante el uso de antibióticos y antiinflamatorios que controlan la enfermedad y buscan disminuir las secuelas visuales definitivas.

Citomegalovirus:

Infección producida por un virus que puede ser transmitida al bebe durante el embarazo o en el proceso del parto. A nivel ocular produce gran inflamación de la retina dejando en ésta grandes áreas de cicatrización. Además puede producir cataratas y daño del nervio óptico. El tratamiento de esta patología se basa en la administración de antivirales.

Sífilis:

Infección transmitida durante el embarazo por la madre infectada con esta bacteria. El compromiso ocular del recién nacido se caracteriza por daño a la retina y la coroides (tejido que se encuentra debajo de la retina) lo que produce el hallazgo oftalmológico clásico de fondo de ojo en sal y pimienta. En niños mayores o adultos que padecieron sífilis congénita se puede presentar compromiso bilateral de la cornea. El tratamiento de la sífilis congénita se realiza mediante la administración de antibióticos venosos.

Ophthalmia neonatorum:

Este nombre lo recibe la conjuntivitis que se presenta en el primer mes de vida. Sus causas más frecuentes son infecciones por neisseria gonorrea, clamidia y herpes. Ante el diagnostico de ophthalmia neonatorum, es de vital importancia determinar la causa y dar un tratamiento antibiótico especifico para evitar las complicaciones tanto a nivel ocular como en otros órganos.

Celulitis preseptal:

Es una infección superficial de la piel de los parpados que comúnmente se origina por un trauma o infección de la piel cercana o de la conjuntiva. La visión del paciente es normal y aunque puede presentar gran edema (hinchazón), los movimientos oculares son normales y el ojo como tal no está involucrado en la infección. El tratamiento se basa en el uso de antibióticos administrados por vía oral (tomados).

Herpes:

La enfermedad ocular por herpes es adquirida por el recién nacido en el canal del parto de una madre con herpes genital. En el ojo del bebe el herpes puede comprometer la conjuntiva, cornea, cristalino o retina y el tratamiento se basa en la administración de antivirales. Es importante la detección temprana de esta enfermedad ya que fuera del ojo, puede comprometer otros órganos e inclusive causar la muerte.

Conjuntivitis:

Este término se refiere a la inflamación de la conjuntiva (membrana transparente que recubre el ojo) que se manifiesta por ojo rojo y secreción acuosa, mucosa o purulenta que puede ser producida por una variedad de causas. Las principales son infecciones por bacterias o virus cuyo tratamiento se basa en el uso de antibióticos o antiinflamatorios en gotas respectivamente. Otras causas son las alergias que merecen un párrafo aparte y las blefaritis (inflamaciones del parpado) que producen inflamación secundaria de la conjuntiva y cuyo manejo se basa en el uso de antibióticos y en el aseo estricto de los parpados para evitar la acumulación de secreciones en el borde de los mismos.

Celulitis orbitaria:

Es una infección más profunda que compromete la órbita (cavidad ósea en que se aloja el ojo) y por lo tanto el ojo puede afectarse fácilmente en este tipo de infección. Se presenta con proptosis (ojo salido), dolor con los movimientos del ojo, gran edema y algunas veces disminución de la agudeza visual. Esta infección se origina desde enfermedades respiratorias como sinusitis que se extienden hacia la órbita por su proximidad. Es una enfermedad seria y requiere tratamiento con antibióticos venosos y algunas veces cirugías.

Conjuntivitis alérgica:

Es la inflamación de la conjuntiva (membrana transparente que recubre el ojo) producida por alergia a alguna partícula del medio ambiente. Se caracteriza por ojo rojo que se exhacerba al contacto con la sustancia causal y que además se acompaña de lagrimeo y rasquiña. El tratamiento de esta condición busca disminuir el contacto del paciente con la sustancia que le produce la alergia y disminuir la respuesta alérgica del organismo mediante medicamentos aplicados en gotas.

Queratoconjuntivitis vernal:

Es una enfermedad parecida a la conjuntivitis alérgica pero de mayor severidad. En esta también se presenta ojo rojo, lagrimeo y prurito pero en mayor intensidad y se presenta además compromiso de la cornea con ulceras y perdida de la transparencia de la misma lo cual lleva a disminución transitoria o definitiva de la agudeza visual. Recibe el nombre de vernal ya que en los países con estaciones tiende a exacerbarse en primavera. Esta enfermedad es de difícil control y debe ser tratada inicialmente con medicamentos aplicados en el ojo en forma de gotas o ungüentos y si no responde puede requerir el uso de medicamentos por vía oral (tomados).

Notas Relacionadas:

¿Qué es la oftalmopediatría?

Cataratas

×