Tratamientos para el Glaucoma

Aplicación de medicamentos intravítreos
(para glaucoma neovascular):

Consiste en la inyección de medicamentos dentro del ojo (en la cavidad vítrea) que van a actuar sobre todo el ojo produciendo una disminución en la formación de nuevos vasos sanguíneos anormales y/o induciendo su regresión. Los dos antiangiogénicos más utilizados en el mundo son el Ranibizumab (Lucentis) y el Bevacizumab (Avastin).

La aplicación de medicamentos intravítreos se debe realizar en el quirófano para minimizar el riesgo de infecciones, se realiza bajo anestesia tópica y es un procedimiento ambulatorio y poco doloroso.

Trabeculolastia Laser

Procedimiento en el cual se realizan disparos de laser a la malla trabecular (estructura encargada del drenaje del liquido que se produce dentro del ojo) buscando producir una renovación de las células que allí se encuentran y así una mejor filtración del humor acuoso, lo cual resulta en disminución de la presión intraocular. Este procedimiento se realiza bajo anestesia tópica (en gotas) y es poco molesto para el paciente.

De acuerdo al tipo de laser utilizado, se puede repetir el tratamiento si la presión intraocular vuelve a incrementarse.

Trabeculectomia

El ojo está recubierto por una membrana transparente llamada conjuntiva, en y debajo de la cual hay una rica red de vasos sanguíneos. La trabeculectomia es una cirugía en la cual se crea una comunicación entre el interior del ojo (la cámara anterior) y el espacio subconjuntival (debajo de la conjuntiva) lo cual permite al liquido que se produce dentro del ojo salir hacia este espacio y ser reabsorbido por los vasos sanguíneos que allí se encuentran así disminuyendo la presión intraocular. Es una cirugía que se realiza con bloqueo anestésico del ojo o con inyección de anestésicos en el espacio subconjuntival.

Facoemulsificación del cristalino:

Cirugía en la cual se realizan pequeñas incisiones en el ojo y mediante el uso de un equipo de facoemulsificación se “derrite” el cristalino y se aspira a través de estas pequeñas incisiones. Tiene la gran ventaja de que ofrece una muy rápida recuperación visual y el postoperatorio es muy poco doloroso. Esta cirugía se puede realizar bajo anestesia general, anestesia inyectada alrededor del ojo, dentro del ojo o tópica (en gotas.)

Implante Valvular:

El ojo está recubierto por una membrana transparente llamada conjuntiva, en y debajo de la cual hay una rica red de vasos sanguíneos. Cuando no se puede realizar una trabeculectomia o el control de la presión intraocular proporcionado por esta es insuficiente, es posible implantar debajo de la conjuntiva una pequeña válvula que se conecta con el interior del ojo (la cámara anterior) a través de un tubo de silicona y que proporciona al liquido que se produce dentro del ojo (humor acuoso) una vía de salida hacia el espacio subconjuntival, lo cual disminuye la presión intraocular. Es una cirugía que se realiza bajo anestesia general o con bloqueo anestésico de todo el ojo. Es importante mencionar que la válvula no queda siendo visible ya que se implanta en una ubicación muy posterior del ojo. Existen actualmente otros dispositivos que se implantan en el ojo con el fin de mejorar el drenaje del humor acuoso pero que no son tan ampliamente usados como las válvulas.

Iridotomía Periférica con Laser:

Procedimiento en el cual mediante el uso de un laser, se crea un pequeño agujero en el iris (musculo pigmentado que forma la pupila y le da color al ojo) lo cual permite el paso directo del humor acuoso (liquido que está dentro del ojo) desde su sitio de producción (cuerpo ciliar detrás de la pupila) hasta su sitio de drenaje (la malla trabecular), lo cual facilita su circulación y ayuda a mantener el ángulo abierto. Esta cirugía se realiza bajo anestesia tópica (en gotas), es rápida, no dolorosa y muy segura para el paciente.

Iridoplastia laser:

Procedimiento en el cual mediante el uso de un laser se realizan pequeñas quemaduras en el iris (estructura muscular que le da color al ojo) con el fin de que tome una forma más plana y así permita que el ángulo (sitio de drenaje del liquido que se produce dentro del ojo) permanezca abierto. Esta cirugía es de especial utilidad en pacientes que tienen una forma del iris llamada en meseta o plateau.

Extracción extracapsular del cristalino:

En algunas cataratas muy avanzadas en las cuales el cristalino ha alcanzado un alto grado de dureza se hace necesario realizar esta cirugía. En este procedimiento quirúrgico se realiza en el ojo una incisión más grande que en la facoemulsificación de cristalino para que través de esta se pueda extraer la catarata en su totalidad. Es una cirugía segura y es la indicada en cataratas muy duras pero tiene la desventaja de que la recuperación visual tarda un poco más que en la facoemulsificación. La extracción extra capsular del cristalino se realiza bajo anestesia general o inyectada alrededor del ojo.

Cataratas

×