Tratamientos de la Retina y Vítreo

¿Qué son la retina y el vítreo?

La retina es la capa mas interna del ojo y es una extensión directa del cerebro. La función de la retina es similar a la de una película fotográfica sobre la cual son proyectadas las imágenes que capta el ojo para luego ser llevadas al cerebro a través del nervio óptico.

Existe en la retina un área especializada en la visión de detalles y colores llamada la macula y en el centro de esta se encuentra la fóvea que es el punto mas sensible de toda la retina y sin el cual no podemos leer, diferenciar colores ni contrastes.

El cuerpo vítreo es una sustancia gelatinosa transparente que llena el ojo en su parte posterior y que esta adherida a las paredes del mismo que a su vez están tapizadas por la retina. Cuando el cuerpo vítreo deja de ser transparente la luz que entra al ojo no puede llegar hasta la retina y entonces se afecta la visión.

Notas Relacionadas:

Cirugía de Retina y Vítreo

Tratamientos y enfermedades de la retina y el vítreo:

Retinopatía Diabética

La diabetes es una enfermedad en la cual la hormona insulina, principal encargada de manejar los niveles de azúcar en la sangre se encuentra en poca cantidad o esta ausente. Esto resulta en niveles anormalmente altos de azúcar en el torrente sanguíneo que terminan por dañar las grandes y pequeñas venas y arterias de múltiples órganos del cuerpo. Uno de los principales órganos afectados por la diabetes es el ojo y dentro de este, el tejido mas afectado es la retina. En la retinopatía diabética hay un daño progresivo de los pequeños vasos de la retina los cuales se obstruyen y dejan sin nutrición sanguínea a determinadas áreas de la misma. Estas áreas isquémicas (sin adecuada irrigación sanguínea) liberan substancias que hacen crecer nuevos vasos sanguíneos.

Estos vasos aunque en teoría servirían para llevar nueva irrigación a la retina, no lo hacen de forma adecuada y mas bien crecen desorganizadamente generando tracción sobre ella lo cual termina por desprenderla. Otro problema de estos nuevos vasos sanguíneos es que son débiles y sangran fácilmente produciendo hemorragias dentro del ojo que bloquean el paso de la luz. El daño progresivo de los pequeños vasos retinianos en la diabetes también hace que estos se hagan menos impermeables y dejen escapar líquido hacia la retina produciendo edema (hinchazón) de la misma lo cual lleva a pérdida de la agudeza visual si compromete la macula.

Cuidados del paciente con retinopatía diabética.

El principal cuidado del paciente con diabetes es el control de los niveles de glicemia (azúcar) en la sangre. Sin embargo, a pesar de un buen control glicémico la retinopatía diabética se desarrolla en un gran numero de pacientes con el paso de los años, por lo cual la Academia Americana de Oftalmología recomienda que todo paciente diabético sea revisado por un oftalmólogo por lo menos una vez al año.

Tratamientos

Si en un paciente con diabetes se produce edema de la macula y esto es notado en el examen oftalmológico, se deben solicitar exámenes complementarios que ayuden a identificar la causa y la magnitud del edema (OCT y angiografía) y de acuerdo a estos el paciente se puede beneficiar de fotocoagulación focal con laser o la aplicación de medicamentos intravítreos.

Fotocoagulación focal con laser – para edema macular diabético:

Tratamiento mediante el cual utilizando un rayo laser de argón se producen pequeñas quemaduras sobre los vasos de la macula que están dejando escapar liquido, lo cual produce una mejoría del edema macular. Es un procedimiento que se realiza con anestesia tópica (en gotas), no produce dolor importante y luego del cual el paciente se puede ir a su casa y realizar sus actividades normales.

Vitrectomía – para desprendimiento de retina traccional:

Cirugía en la cual mediante instrumentos adecuados de microcirugía se retira el cuerpo vítreo en su totalidad evacuando así la hemorragia intraocular y/o retirando el tejido anormal que genera tracción sobre la retina. Para remplazar el vítreo, el ojo se deja lleno de suero, aire, gas o aceite de silicón. Es una cirugía que se realiza bajo anestesia general o mediante bloqueo anestésico de todo el ojo y en la cual de acuerdo a los hallazgos en cirugía el paciente debe guardar estrictas posiciones de la cabeza durante el postoperatorio.

Panfotocoagulación con laser:

Tratamiento mediante el cual se producen pequeñas quemaduras laser sobre toda la retina isquémica (sin suficiente aporte sanguíneo) para disminuir la liberación de sustancias que inducen el crecimiento desorganizado de nuevos vasos sanguíneos, previniéndose así un futuro desprendimiento de retina o sangrado intraocular. Este procedimiento ambulatorio se realiza con anestesia tópica y normalmente se divide en varias sesiones para evitar el cansancio del paciente. En casos de retinopatías mas severas en las cuales el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos produce el desprendimiento de la macula o un sangrado intraocular denso se hace necesario realizar vitrectomía con el fin de retirar el tejido anormal que tracciona la retina y la desprende o evacuar la hemorragia.

Aplicación de medicamentos intravítreos:

Consiste en la inyección de medicamentos dentro del ojo (en la cavidad vítrea) que van a actuar sobre la retina produciendo una disminución del edema macular. Existen dos grupos principales que son los esteroides y los antiangiogénicos. Entre los antiangiogénicos los dos medicamentos más utilizados en el mundo son el Ranibizumab (Lucentis) y el Bevacizumab (Avastin) y entre los esteroides se destaca el implante de dexametasona de liberación prolongada (Ozurdex). La aplicación de medicamentos intravítreos se debe realizar en el quirófano para minimizar el riesgo de infecciones, se realiza bajo anestesia tópica y es un procedimiento ambulatorio y poco doloroso. Si en un paciente con diabetes se detecta en el examen oftalmológico o mediante exámenes complementarios el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en la retina este paciente se beneficia de panfotocoagulación con laser.

Oclusiones Venosas Retinianas

En personas mayores que padecen de hipertensión arterial, glaucoma, diabetes entre otras enfermedades no es infrecuente que se produzca el cierre de todas o algunas venas de la retina lo cual obstruye el paso normal de sangre hacia dicho tejido.

Las zonas de la retina que quedan sin aporte sanguíneo se hinchan y producen substancias que inducen la formación de nuevos vasos sanguíneos que crecen desorganizadamente y generan tracción y desprendimiento de la retina o sangran fácilmente. La oclusión de las venas de la retina se puede manifestar con disminución de la visión o puede pasar desapercibida para el paciente.

Tratamientos

En caso de detectarse una oclusión venosa en la retina se debe buscar si hay edema (hinchazón) en el área de la macula en cuyo caso el paciente se debe tratar mediante laser macular en parrillay/o aplicación de medicamentos intravítreos.

Laser macular en parrilla:

Consiste en generar pequeñas quemaduras con un laser de argón sobre el área de la retina que se ha identificado como responsable de la acumulación de liquido dentro de la misma con el fin de controlar el edema macular. Este procedimiento ambulatorio se realiza con anestesia tópica (en gotas) y genera mínimo disconfort al paciente.

Fotocoagulación con laser:

Tratamiento mediante el cual se producen pequeñas quemaduras laser en la retina isquémica (sin suficiente aporte sanguíneo) para disminuir la liberación de sustancias que inducen el crecimiento desorganizado de nuevos vasos sanguíneos, previniéndose así un futuro desprendimiento de retina o sangrado intraocular. Este procedimiento ambulatorio se realiza con anestesia tópica y es mínimamente doloroso para el paciente.

Aplicación de medicamentos intravítreos:

Consiste en la inyección de medicamentos dentro del ojo (en la cavidad vítrea) que van a actuar sobre la retina produciendo una disminución del edema macular. Existen dos grupos principales que son los esteroides y los antiangiogénicos. Entre los antiangiogénicos los dos medicamentos más utilizados en el mundo son el Ranibizumab (Lucentis) y el Bevacizumab (Avastin) y entre los esteroides se destaca el implante de dexametasona de liberación prolongada (Ozurdex). La aplicación de medicamentos intravítreos se debe realizar en el quirófano para minimizar el riesgo de infecciones, se realiza bajo anestesia tópica y es un procedimiento ambulatorio y poco doloroso.

Si en el contexto de una oclusión venosa retiniana se detecta la formación de nuevos vasos sanguíneos en la retina, se debe realizar fotocoagulación con laser de la retina isquémica (sin aporte sanguíneo) para evitar las complicaciones que trae consigo la formación de nuevos vasos sanguíneos.

Degeneración Macular relacionada con la edad (DMRE)

La DMRE es una enfermedad que consiste en la acumulación progresiva de sustancias de desecho de la retina en o debajo de esta y muerte progresiva de las células encargadas de la recepción de la luz.

Es común en personas mayores de 60 años y no se conoce bien su causa. La enfermedad no presenta síntomas en su etapa inicial pero en etapas avanzadas se manifiesta con disminución de la visión, manchas negras en el campo visual y visión distorsionada o torcida de los objetos.

La etapa inicial de la enfermedad se ha denominado degeneración seca para la cual están recomendados en algunos casos suplementos vitamínicos determinados que disminuyen la probabilidad de progresión a la etapa más avanzada de la enfermedad llamada degeneración húmeda.

La degeneración macular húmeda es rápidamente progresiva por lo cual debe ser tratada con prontitud mediante la aplicación de medicamentos intravítreos, en este caso antiangiogénicos (medicamentos que evitan el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos.)

Tratamientos

Aplicación de medicamentos intravítreos
(para degeneración macular):

Consiste en la inyección de medicamentos dentro del ojo (en la cavidad vítrea) que van a actuar sobre la retina produciendo una disminución en la formación de nuevos vasos sanguíneos anormales y/o induciendo su regresión, lo cual estabiliza la rápida progresión de la degeneración macular húmeda.

Los dos antiangiogénicos más utilizados en el mundo son el Ranibizumab (Lucentis) y el Bevacizumab (Avastin). La aplicación de medicamentos intravítreos se debe realizar en el quirófano para minimizar el riesgo de infecciones, se realiza bajo anestesia tópica y es un procedimiento ambulatorio y poco doloroso.

Retinosis Pigmentaria

Esta enfermedad de la retina que en general es transmitida genéticamente consta de una muerte lenta de las células de la retina encargadas de la recepción de la luz (fotoreceptores) y de las células del epitelio pigmentario retiniano que inicia en las aéreas periféricas, no comprometiendo la macula hasta etapas muy tardías de la enfermedad.

Se presenta con disminución de la visión nocturna y del campo de visión (se empieza a ver solo lo que está en frente) y se manifiesta a edades diferentes de acuerdo con su severidad.

En el momento no se cuenta con una cura para esta enfermedad pero es muy importante su identificación ya que se debe evaluar el riesgo de que sea trasmitida a los hijos. Algunas veces se acompaña de complicaciones como cataratas las cuales si tienen tratamiento.

Coriorretinopatia Serosa Central

Es una enfermedad en la cual un tipo de células de la retina llamadas células del epitelio pigmentario retiniano (EPR) una de cuyas funciones es actuar como barrera impermeable para la retina, dejan de funcionar adecuadamente y permiten el paso de liquido hacia la retina, el cual se acumula alii produciendo edema (hinchazón) de la misma.

Esta patología está asociada a periodos de etres y al consumo de esteroides. Aunque algunas veces se resuelve sola, en otras ocasiones hay que identificar el área de filtración de líquido hacia la retina y realizar una fotocoagulación focal con laser de este sitio. En casos que no mejoran a pesar del tratamiento y en los cuales la visión está muy afectada algunas veces es necesario recurrir a la aplicación de medicamentos intravítreos en este caso antiangiogénicos.

Tratamientos

Fotocoagulación focal con laser (para coriorretinopatia serosa central):

Procedimiento en el cual, utilizando un rayo laser de argón, se producen pequeñas quemaduras en el área de filtración de liquido hacia la retina, lo cual devuelve a la retina su impermeabilidad. Este procedimiento ambulatorio se realiza con anestesia tópica (en gotas) y no es doloroso para el paciente.

Aplicación de medicamentos intravítreos:

Consiste en la inyección de medicamentos dentro del ojo (en la cavidad vítrea) que van a actuar sobre la retina produciendo una disminución del edema macular. Existen dos grupos principales que son los esteroides y los antiangiogénicos. Entre los antiangiogénicos los dos medicamentos más utilizados en el mundo son el Ranibizumab (Lucentis) y el Bevacizumab (Avastin) y entre los esteroides se destaca el implante de dexametasona de liberación prolongada (Ozurdex). La aplicación de medicamentos intravítreos se debe realizar en el quirófano para minimizar el riesgo de infecciones, se realiza bajo anestesia tópica y es un procedimiento ambulatorio y poco doloroso.

Fotopsias y Miodesopsias

Más que una enfermedad definida son síntomas que se convierten en un motivo de consulta frecuente tanto para los oftalmólogos generales como para los especialistas en retina y vítreo. Las fotopsias son rayos de luz percibidos dentro del ojo pero que no corresponden a ningún estimulo externo.

Estos se generan debido a fuerzas de tracción que el vítreo ejerce sobre la retina durante el proceso de desprendimiento del mismo. Si bien las fotopsias pueden ser normales y no generar ningún problema, siempre que estas se presenten se debe consultar a un oftalmólogo ya que algunas veces pueden ser síntomas de un desgarro de la retina.

Los desgarros de la retina se producen debido a la tracción que el cuerpo vítreo genera sobre la retina durante su proceso de desprendimiento de la misma y deben ser tratados mediante bloqueo con laser de argón ya que de no ser así, pueden avanzar a desprendimientos de retina.

Tratamientos

Fotocoagulación de lesiones predisponentes a desprendimiento de retina:

Procedimiento en el cual mediante un laser de argón se generan pequeñas quemaduras que rodean a las lesiones que predisponen a un desprendimiento de retina con el fin de generar una cicatriz que actué como barrera entre las lesiones y la retina sana. Es un procedimiento ambulatorio que se realiza con anestesia tópica y que genera mínimo disconfort en el paciente.

Las miodesopsias son pequeñas sombras móviles en el campo visual que frecuentemente son descritas como “mosquitas” o “telarañas” y corresponden a opacidades en el cuerpo vítreo que pueden deberse al proceso de envejecimiento normal o algunas veces ser producidas por pequeños sangrados o inflamación al interior de este gel. Cuando son debidas al envejecimiento, forman parte del proceso conocido como desprendimiento del vítreo y siempre se debe evaluar la retina para descartar la presencia de desgarros producidos por este y que deban ser bloqueados con laser. Cuando se deben a sangrado o inflamación dentro del cuerpo vítreo se debe establecer la causa de estas y el tratamiento dependerá de la causa identificada.

Degeneraciones Retinianas Periféricas

Son lesiones que se presentan el área de la retina más próxima a la parte anterior del ojo (conocida como periferia de la retina) y que se encuentran desde el nacimiento o se desarrollan durante la vida adulta más comúnmente en los pacientes que padecen miopía.

Estas lesiones son por lo común adelgazamientos o agujeros en la retina que pueden convertirse en el sitio donde se inicie un desprendimiento de retina.

Estas lesiones son asintomáticas y deben ser identificadas por el oftalmólogo el cual debe determinar el riesgo de que predispongan a un desprendimiento de retina y si así lo considera tratarlas mediante fotocoagulación con laser.

Tratamientos

Fotocoagulación de lesiones predisponentes a desprendimiento de retina:

Procedimiento en el cual mediante un laser de argón se generan pequeñas quemaduras que rodean a las lesiones que predisponen a un desprendimiento de retina con el fin de generar una cicatriz que actué como barrera entre las lesiones y la retina sana. Es un procedimiento ambulatorio que se realiza con anestesia tópica y que genera mínimo disconfort en el paciente.

Desprendimiento de Retina

La retina neurosensorial, que como ya se mencionó, es la capa mas interna del ojo que contiene las células encargadas de recibir la luz y llevarla al cerebro, esta adherida a la siguiente capa del ojo (el epitelio pigmentario retiniano o EPR) por fuerzas que son fácilmente superables.

Por tanto, ante múltiples situaciones patológicas la retina puede despegarse del EPR produciéndose el fenómeno conocido como desprendimiento de retina.

Existen tres tipos principales de desprendimientos de retina clasificados según su causa.

Desprendimiento de retina traccional:

Es el desprendimiento de retina que se produce cuando desde la cavidad vítrea aparece algún tejido que se adhiere a la superficie de la retina y la hala. Si la fuerza de tracción ejercida por tal tejido es muy grande, entonces se produce un desprendimiento de retina traccional.

Los desprendimientos de retina traccionales se producen en varias enfermedades las cuales tienen en común la formación de nuevos vasos sanguíneos en la retina o la inflamación intensa dentro del vítreo. De las patologías que presentan formación de nuevos vasos sanguíneos en la retina las más comunes son la diabetes y las oclusiones de venas retinianas. De las que cursan con inflamación intensa del vítreo las más importantes son las infecciones intraoculares (dentro del ojo) tales como la toxocariasis.

En presencia de un desprendimiento de retina traccional hay que evaluar si la macula esta desprendida, en cuyo caso hay que realizar una vitrectomía para retirar el tejido traccional y así permitir que la retina vuelva a su lugar normal.

Desprendimiento de retina seroso:

Es el tipo de desprendimiento de retina que se produce cuando hay gran inflamación en la parte posterior del ojo lo que hace que se acumule líquido debajo de la retina desprendiéndola. En este tipo de desprendimiento, la retina como tal está sana por lo que al resolverse la inflamación, el líquido desaparece y la retina vuelve a su posición normal. El tratamiento es entonces dirigido a suprimir la inflamación o tratar la causa de la inflamación para que esta se controle.

Desprendimiento de retina regmatogeno:

Constituye el tipo más común de desprendimiento de retina y se presenta con mayor frecuencia en personas mayores de 50 años y en quienes padecen miopía. Dentro de la cavidad vítrea siempre hay líquido que junto con el gel vítreo llenan dicha cavidad. Cuando existe algún agujero o desgarro en la retina, el líquido proveniente de la cavidad vítrea se puede filtrar detrás de la retina a través de los defectos mencionados y despegarla de las capas adyacentes produciéndose así un desprendimiento de retina de tipo regmatogeno (DRR). Tratamiento del DRR consta de retinopexia con bucle escleral y/o vitrectomía.

Tratamiento

Vitrectomía (para desprendimiento de retina traccional):

Cirugía en la cual mediante instrumentos adecuados de microcirugía se extrae el cuerpo vítreo en su totalidad retirando junto con este el tejido anormal que genera tracción sobre la retina. Para remplazar el vítreo, el ojo se deja lleno de suero, aire, gas o aceite de silicón. Es una cirugía que se realiza bajo anestesia general o mediante bloqueo anestésico de todo el ojo y en la cual de acuerdo a los hallazgos en cirugía el paciente debe guardar estrictas posiciones de la cabeza durante el postoperatorio.

Memebranas Epirretinianas

Se llama membrana epirretiniana a un tejido de cicatrización que se forma sobre la macula y que tiene un periodo de crecimiento y un posterior periodo de contracción luego de los cuales permanece sobre la retina generando sobre ella fuerzas de tracción que la hacen hincharse y deformarse produciendo así alteraciones en la visión.

Las membranas epiretinianas se encuentran comúnmente en personas mayores de 50 años pero también pueden presentarse en jóvenes luego de traumas, inflamaciones oculares, agujeros o desgarros en la retina.

El paciente con una membrana epirretiniana puede presentarse con disminución de la visión o quejándose de que ve las cosas torcidas, síntoma conocido como metamorfopsias. En caso de disminución significativa de la visión o metamorfopsias se debe realizar al paciente una vitrectomía y además pelaje de la membrana epirretiniana.

Tratamientos

Vitrectomía más pelaje de membrana epirretiniana:

Cirugía en la cual mediante instrumentos adecuados de microcirugía se retira el cuerpo vítreo en su totalidad. Luego de removido éste se procede a retirar la membrana epirretiniana por medio de pequeñas pinzas. Para remplazar el vítreo, el ojo se deja lleno de suero, aire, gas o aceite de silicón. Es una cirugía que se realiza bajo anestesia general o mediante bloqueo anestésico de todo el ojo.

Síndrome de Tracción Vítreo-Macular y Agujero Macular

El cuerpo vítreo, la estructura gelatinosa que llena el ojo en su parte posterior, esta normalmente adherido a la retina en el momento en que nacemos y presenta una adherencia mas fuerte a algunas áreas determinadas como son la base del vítreo, los vasos sanguíneos retinianos, el nervio óptico y la macula. Como parte del proceso de envejecimiento normal, el cuerpo vítreo se va despegando de la retina sin causar problemas en muchos casos. En algunas ocasiones el vítreo se despega de casi toda la retina y permanece adherido solo al centro de macula (la fóvea) generando sobre ella fuerzas traccionales que la deforman y producen disminución de la visión.

Cuando dichas fuerzas traccionales son de gran magnitud pueden ocasionar un agujero en la retina que en el caso de ubicarse en la fóvea se conoce como agujero macular. Debido a que la fóvea es el área de la retina encargada de la visión de detalles y colores, un agujero macular produce gran disminución de la visión y percepción de un área negra (escotoma) en el centro del campo visual.

Ante el diagnostico de un agujero macular, se hace necesario realizar sin demora unavitrectomía y pelaje de la membrana limitante interna de la retina para favorecer el cierre del agujero. Es además importante vigilar el ojo contralateral debido a que se ha comprobado que ante el hallazgo de un agujero macular en un ojo, el paciente está en riesgo aumentado de desarrollar un agujero macular en el otro ojo.

Tratamientos

Vitrectomía más pelaje de membrana limitante interna:

Cirugía en la cual mediante instrumentos adecuados de microcirugía se retira el cuerpo vítreo en su totalidad. Luego de removido éste, se procede a pelar la membrana limitante interna (capa mas interna de la retina) por medio de pequeñas pinzas para favorecer la cicatrización del agujero macular. Para remplazar el vítreo, el ojo se deja lleno de suero, aire, gas o aceite de silicón. Es una cirugía que se realiza bajo anestesia general o mediante bloqueo anestésico de todo el ojo y luego de cirugía el paciente debe guardar posición estricta boca abajo por hasta 15 días.

Coriorretinitis por Toxoplasma

Esta enfermedad infecciosa del ojo se debe a la invasión de la coroides (capa de vasos sanguíneos que se encuentra debajo de la retina) por un parasito llamado toxoplasma. Este parasito se transmite al humano al ingerir alimentos contaminados con desechos de los gatos y si una mujer embarazada adquiere la infección, puede transmitirla a su hijo. Al llegar al ojo, el toxoplasma genera gran inflamación en la coroides, la retina y en general en todo el globo ocular e induce el desarrollo de defensas contra el parasito. La persona inmunocompetente (con defensas normales) finalmente termina por controlar la infección luego de un tiempo, sin embargo si se administra el tratamiento médico adecuado, este permite controlar la inflamación y el daño que el parasito produce al ojo, acelerando la recuperación y minimizando las consecuencias de la infección.

El área de la coroides y retina afectada por la infección se convierten en un área de cicatriz que pierde su función visual por lo que si ésta se encuentra en la macula (área de la retina encargada de la visión de detalles y colores) la infección dejara como consecuencia gran disminución de la visión o la percepción de manchas negras (escotomas) en el campo visual.

Tratamientos

Vitrectomía más pelaje de membrana limitante interna:

El tratamiento de la coriorretinitis por toxoplasma consta de la administración de antiparasitarios y antiinflamatorios vía oral según la severidad de la enfermedad.

Nevus Coroideo

La palabra nevus se refiere a la acumulación de cierto tipo de células pigmentadas (células névicas) en diferentes partes del cuerpo y que comúnmente ocurre en la piel. Cuando esta acumulación se da a nivel de la coroides (capa de vasos sanguíneos que está debajo de la retina) recibe el nombre de nevus coroideo y se ve en el examen oftalmológico como un lunar en el fondo del ojo.

Ante el hallazgo de un nevus coroideo siempre se debe realizar una cuidadosa evaluación de este por parte del oftalmólogo para buscar signos característicos que puedan hablar de su transformación en un tumor maligno llamado melanoma coroideo.

También es útil ayudarse de la medición del nevus mediante un examen llamado ecografía ocular y evaluar su circulación con otro llamado angiografía fluoresceínica.

Aunque es raro que un nevus coroideo se transforme en melanoma, su seguimiento oftalmológico anual es importante debido a importancia de detectar la temprana transformación ya que el tratamiento en etapas iniciales proporciona al paciente un mejor pronóstico.

Hemorragia Vítrea

El cuerpo vítreo (sustancia gelatinosa transparente que llena el ojo en su parte posterior) está en contacto directo con la retina y sus vasos sanguíneos. Si alguno de estos vasos se rompe, la sangre se depositara fácilmente en el cuerpo vítreo produciendo opacidad del mismo lo que hará imposible que la luz alcance la retina. En caso de una hemorragia vitrea es prudente esperar a que el ojo a través de su funcionamiento normal vaya llevándose los restos sanguíneos. Sin embargo, en el caso de hemorragias muy abundantes que no desaparezcan con el tiempo es necesario realizar vitrectomía para así devolver la transparencia a los medios del ojo.

Es importante identificar la causa de la hemorragia vítrea ya que siempre que esta se presenta hay alguna enfermedad de base que la provoco y que debe ser manejada adecuadamente. Las enfermedades más comunes en las cuales se encuentra hemorragia vítrea son diabetes, oclusiones venosas de la retina, desgarros y desprendimientos de retina y tumores intraoculares.

Tratamientos

Vitrectomía:

Cirugía en la cual mediante instrumentos adecuados de microcirugía se retira el cuerpo vítreo en su totalidad evacuando así la hemorragia intraocular. Para remplazar el vítreo, el ojo se deja lleno de suero, aire, gas o aceite de silicón. Es una cirugía que se realiza bajo anestesia general o mediante bloqueo anestésico de todo el ojo.

Maculopatía por Cloroquina/Hidroxicloroquina

La cloroquina e hidroxicloroquina son medicamentos comúnmente usados para el control de enfermedades serias tales como el lupus o la artritis reumatoide, entre otras.

A pesar de que aportan grandes beneficios para el control de dichas enfermedades, en algunas personas estos medicamentos pueden acumularse progresivamente en la macula (área de la retina encargada de la visión de colores y detalles) generando disminución irreversible de la visión.

Debido a esta situación, la Academia Americana de Oftalmología sugiere que todo paciente que vaya a iniciar tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina sea evaluado por un oftalmólogo y sea chequeado con ciertos exámenes de base.

Luego del examen inicial, el paciente debe ser reevaluado anualmente a partir del quinto año de consumo del medicamento y de encontrarse alguna alteración durante el seguimiento es imperativo suspender el medicamento definitivamente para evitar la progresión del daño a la retina.

Edema Macular Cistoide Pseudofáquico Síndrome de Irvine-Gass

Luego que un paciente ha sido sometido a cirugía de catarata pasa por un periodo de inflamación ocular que involucra varias partes del ojo entre ellas la retina.

Normalmente este periodo se resuelve solo o con ayuda de medicamentos tópicos (en gotas) que el cirujano de catarata receta luego de la cirugía.

Algunas veces la inflamación de la retina, manifestada por edema (hinchazón) de la macula (área de la retina encargada de la visión de colores y detalles), persiste por largo tiempo produciendo disminución de la visión.

Cuando esto ocurre, es importante proporcionar tratamiento al paciente ya que si la macula permanece hinchada por largo se pueden producir en ella daños irreversibles.

Tratamientos

El tratamiento comienza con antiinflamatorios tópicos y el paciente debe ser reevaluado para determinar si hay o no mejoría. De no haber mejoría con dicho tratamiento se hace necesaria la aplicación de medicamentos intravítreos.

Aplicación de medicamentos intravítreos:

Consiste en la inyección de medicamentos dentro del ojo (en la cavidad vítrea) que van a actuar sobre la retina produciendo una disminución del edema macular. Existen dos grupos principales que son los esteroides y los antiangiogénicos. Entre los antiangiogénicos los dos medicamentos más utilizados en el mundo son el Ranibizumab (Lucentis) y el Bevacizumab (Avastin) y entre los esteroides se destaca el implante de dexametasona de liberación prolongada (Ozurdex).

La aplicación de medicamentos intravítreos se debe realizar en el quirófano para minimizar el riesgo de infecciones, se realiza bajo anestesia tópica y es un procedimiento ambulatorio y poco doloroso.

Retinopatía del Prematuro (ROP)

La formación los de los vasos sanguíneos de la retina es un proceso lento que apenas esta completándose cuando un niño nace de un embarazo a término. Cuando un niño nace prematuramente, tiene riesgo de que la formación de vasos sanguíneos de su retina, que ahora tiene que terminarse en el periodo postnatal (luego del nacimiento,) se produzca de forma anormal generándose la enfermedad llamada retinopatía del prematuro (ROP de sus siglas en ingles.)

En esta enfermedad, el desarrollo anormal de los vasos sanguíneos de la retina puede producir sangrado intraocular o generar un tejido cicatricial que tracciona la retina desprendiéndola y produciendo daño permanente a la misma. Además del nacimiento prematuro, existen otros factores de riesgo para que un niño presente ROP tales como bajo peso al nacer, necesidad de oxigeno suplementario o transfusiones luego del nacimiento e infecciones serias durante los primeros días de vida.

Ya que la retinopatía del prematuro es una enfermedad ocular grave que puede causar ceguera permanente, la Academia Americana de Oftalmología recomienda que todo niño nacido de menos de 30 semanas de gestación o con peso al nacer menor a 1500gm sea examinado por lo menos dos veces por un oftalmólogo entrenado en el manejo de ROP. De acuerdo a los hallazgos, el oftalmólogo puede determinar que el paciente solo necesita seguimiento o que debe ser tratado mediante fotocoagulación con laser y/oaplicación de medicamentos intravítreos en este caso del grupo de los antiangiogenicos.

Tratamientos

Fotocoagulación retiniana con laser (para ROP):

Procedimiento mediante el cual por medio del uso de un laser se producen pequeñas quemaduras en la retina no desarrollada para evitar que esta atraiga vasos sanguíneos anormales que puedan generar sangrado o desprendimiento de la misma. Este procedimiento se realiza en el quirófano bajo anestesia general.

Aplicación de medicamentos intravítreos (para ROP):

Consiste en la inyección de medicamentos dentro del ojo (en la cavidad vítrea) que van a actuar sobre la retina produciendo una disminución en la formación de nuevos vasos sanguíneos. Por su mecanismo de acción este tipo de medicamentos se ha llamado antiangiogénicos. Los dos medicamentos más utilizados en el mundo son el Ranibizumab (Lucentis) y el Bevacizumab (Avastin). La aplicación de medicamentos intravítreos se debe realizar en el quirófano para minimizar el riesgo de infecciones.

Cataratas

×